Curiosidades

Las cremas faciales con protector solar

Las cremas faciales con protector solar

¿Tenemos que usar cremas faciales con protector solar? Creo que si, la exposición a los rayos UV se sitúa como la primera causa de envejecimiento celular. De hecho, el 80% del envejecimiento de la piel se debe a la sobreexposición solar. Estamos habituados a utilizar una crema o spray protector solar durante los meses de verano cuando vamos a disfrutar de la piscina o la playa y aplicarla sobre el cuerpo y el rostro.

Sin embargo, este gesto no es suficiente, ya que el resto del año la cara también está al descubierto y puede sufrir los daños solares incluso los días en los que el cielo está nublado.

Para protegerla frente al fotoenvejecimiento y prevenir las quemaduras solares es primordial cuidarla a diario con las cremas faciales con protector solar, con la que también podremos frenar la aparición prematura de arrugas.

Usar la crema facial con protector solar

Muchas veces en la rutina diaria de cuidado del rostro nos saltamos ese paso por pereza o por simple desconocimiento, pero lo cierto es que la crema facial con protector solar puede convertirse en nuestro gran aliado de belleza.

Aplicada cada día después de nuestra crema hidratante y antes del maquillaje, en caso de que nos vayamos a maquillar, puede ofrecer muchos beneficios a la piel.

protector solar

Estas son algunas de las razones por las que no deberíamos olvidarnos de ella:

 

  • Retrasa el envejecimiento prematuro de la piel bloqueando los rayos UV para que no penetren en ella y no dañen las capas internas, donde se pueden producir las lesiones más graves, afectando a las células de la piel.

 

  • Previene la aparición de manchas o la despigmentación de la piel a causa de las quemaduras solares ya que actúa como escudo protector de las proteínas de la piel, como son el colágeno, la queratina o la elastina, que se encargan de mantenerla joven, lisa y con un tono unificado.

 

  • Hidrata la piel, complementando las propiedades de la crema hidratante, sobre todo si tenemos la piel seca, aunque una crema con protector sola nunca debe reemplazar la función de una hidratante, sino que son productos con distinto uso.

 

  • Potencia el bronceado y prolonga su resultado, así que, si tenemos la tez morena por el sol, podemos disfrutar durante más tiempo de un color saludable y atractivo a la vez que lo mantenemos igualado.

 

  • Genera “efecto buena cara”, especialmente si la crema que escogemos incluye color y elegimos una tonalidad similar a la de nuestra piel o un puntito mayor para parecer que vamos bronceadas sin estarlo. Además, en algunos casos puede incluso bastar como base de maquillaje y protege la piel exactamente del mismo modo que una crema facial con protector solar sin color.

 

La crema facial de día, ¿qué factor tiene que tener?

La piel de la cara es mucho más fina y delicada que la del resto del cuerpo, por lo que es más sensible a los agentes externos como el sol. Esto significa que para protegerla eficazmente frente a los rayos UVA y UVB es necesario que la crema facial con protector solar que utilicemos tenga un factor de protección solar con un valor lo suficientemente alto como para defenderla por completo.

qué factor tiene que tener

Los expertos recomiendan como mínimo un SPF30 para las pieles adultas que no presentan problemas, aunque lo ideal sería optar por un SPF50 o SPF50+ para pieles maduras o sensibles que ya tengan signos visibles de la edad como arrugas de cierta consideración y profundidad, manchas o marcas de expresión.

En cualquier caso, un SPF50 no es exclusivo sólo para el rostro maduro, sino que también es igualmente adecuado para las pieles jóvenes y las que presentan intolerancia al sol.

 

Volver a la lista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.